anuncios

Mustachole:3

viernes, 28 de febrero de 2014

Cómo mantener una piel jóven y luminosa♥

Existen multitud de factores exógenos que contribuyen a deteriorar nuestra piel: impidiendo su correcta oxigenación, provocando su envejecimiento prematuro, su deshidratación, intoxicación, etc.

El estrés, la depresión, fumar, el alcohol y el café, dormir poco o mal, la exposición al sol, una incorrecta alimentación y llevar una vida sedentaria, son los grandes enemigos de nuestra piel.


Veamos a continuación diez consejos acerca de nuestros hábitos y rutinas, cuyo cumplimiento nos permitirá mantener nuestra piel libre de estos negativos factores y, en consecuencia, más sana, joven y luminosa.

1. Come bien: una dieta sana y equilibrada ayudará a que tu piel esté radiante. Es fundamental que ingieras las vitaminas y minerales requeridas por tu organismo. Una dieta pobre en nutrientes y vitaminas hará que tu piel se vea opaca y envejecida. Consume frutas y verduras.




2. Bebe mucha agua: el agua es sumamente importante para hidratar la piel. De 6 a 8 vasos diarios es una buena cantidad para mantener la elasticidad, flexibilidad y nivel de  hidratación de tu piel.









3. No fumes: fumar perjudica seriamente a la piel. El tabaco destruye la epidermis, impidiendo que nuestra piel se oxigene y revitalice.





4. Cuida lo que bebesel alcohol y el café deshidratan la piel. La cafeína aumenta la diuresis y puede aumentar la sudoración. Respecto al alcohol, cuando lo bebemos el nivel de oxígeno en la sangre se reduce, afectando a la producción de colágeno y haciendo que la piel pierda elasticidad y firmeza. El consumo de bebidas alcohólicas, especialmente las destiladas (whisky, tequila, ron, vodka, etc), reduce la cantidad de vitamina A en nuestro cuerpo, lo que produce envejecimiento prematuro de la piel así como problemas de sequedad y descamaciones.




5. Duerme bien: si no duermes bien, la piel estará desvitalizada. Debemos dormir un mínimo de 8 horas al día. [Click para ver "como dormir bien durante las noches".]






6. Vive la vida con alegría: relájate y diviértete de forma sana. El estrés y la depresión pueden influir negativamente en la respuesta inmunológica de la piel, reduciendo 
la función de barrera, lo que dará lugar a su envejecimiento, con la consiguiente aparición de arrugas y aspecto apagado.






7. Cuidado con el sol: exponerte al sol moderadamente puede ser muy beneficioso, pero si te pasas, puede llegar a ser muy perjudicial. Es imprescindible evitar el sol directo y usar un buen protector solar, adecuado a cada una de las partes del cuerpo. El sol, además de envejecimiento, a menudo provoca la aparición de manchas en la piel.





8. Haz ejercicio: haciendo de modo regular un ejercicio moderado ayudamos a mejorar la circulación y renovar nuestra piel, contribuyendo así a reducir el estrés y mejorar la calidad de vida, lo que, como sabemos, puede influir notablemente en la salud y aspecto de nuestra piel.




9. Limpia la piel: elimina el maquillaje y límpiate la piel dos veces al día, por la mañana y por la noche. No olvides limpiarte los ojos antes de ir a dormir.





10. Hidrata y nutre tu piel: durante el día, la piel está amenazada por la contaminación, los cambios de temperatura, el sol… Es recomendable, por tanto, hidratarla y nutrirla a diario para protegerla de estos agentes externos.













No hay comentarios.:

Publicar un comentario