anuncios

Mustachole:3

jueves, 4 de junio de 2015

Sopas: energéticas y nutritivas

Infaltables en la dieta de invierno, llegan humeantes a la mesa y pueden componer el ánimo, la energía y más de alguna enfermedad.


¿Hay algo más reconfortante, en los días de frío, que un buen plato de sopa caliente? En nuestro país, el rigor del invierno hace que un gran número de personas sea amante de las sopas. Y en nuestra tradición (a pesar de las quejas de Mafalda), las madres preparan con cuidado y cariño la primera alimentación de sus hijos en forma de sopa.


Reglas básicas

Hay que preocuparse por el valor nutritivo. Hay quienes advierten que muchos de los minerales y vitaminas que aportan las verduras se pierden con la cocción. Esto no es completamente cierto ya que se conserva el betacaroteno, el sodio y el grupo vitamínico B. Lo importante, para que estos elementos no se diluyan y otras propiedades no se pierdan, es que las verduras se hiervan durante el menor tiempo posible.

Para que sea completa, es importante que la sopa contenga proteínas, ya sea de origen animal o vegetal, carbohidratos y lípidos. Esto se logra utilizando, por ejemplo, un trozo de carne (ave, vaca o cerdo) o legumbres (porotos, lentejas, garbanzos, etc.) que aportan las proteínas y parte de los lípidos necesarios. El arroz, la sémola, los fideos, las papas u otros espesantes agregan los carbohidratos. Las sopas con hueso son altamente energéticas. Además, el hueso hervido proporciona un alto contenido de colágeno, que es bueno para la piel.
La necesidad de balancear correctamente la alimentación, exige que pensemos en cuál es el aporte de la sopa que prepararemos, de manera que con el resto de los alimentos completemos los nutrientes necesarios para esa comida.

Las sopas, además de ser nutritivas, tienen la cualidad de aportar energía y provocar saciedad. Así, a una persona con sobrepeso, por ejemplo, una sopa le ayuda a llenar su capacidad gástrica de manera que pueda reducir al mínimo necesario la ingesta de otros alimentos sin que esa disminución le produzca sensación de vacío o hambre. Un buen caldo de verduras es particularmente reparador para aquellas personas que practican ejercicios o han realizado una actividad física cansadora.








                                             ¡Siguenos en!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario